Tinte de neón

tumblr_nfx9rrQivh1u1gt57o1_400

La semana pasada una amiga me pidió que escribiera sobre un artículo publicado en la revista SModa en el que hablaban de una nueva moda: teñirse el pelo de las axilas. No para tapar canas (no sé de fijo si ahí salen canas) sino para «romper con el prejuicio social que dice que una mujer sin axilas depiladas es algo antiestético y antihigiénico».

Y se lo tiñen de colores.

Como si dejándoselo de su color natural no fuera suficiente para llamar la atención.

Busqué la etiqueta #sobaquember, la que usan estos angelitos con axilas de neón, y en Instagram solo encontré 71 publicaciones. Me lleva a pensar que de tendencia, nada. Y que, aunque SModa asegura que el origen está en una brillante idea que tuvo una peluquera americana de Seattle, a mi lo de ‘sobaco’ me suena very typical Spanish. En vez de ponernos a pensar en la salida a la crisis, nos teñimos los pelos de las axilas.

No me considero feminista, más bien femenina. No creo que las mujeres seamos superiores ni el sexo fuerte pero ni mucho menos el débil. Creo, y ya hablé de esto, que tenemos un instinto sine qua non a nuestra naturaleza y que nos sensibiliza mucho más con la realidad.

Históricamente hemos estado encerradas en una caja y poco a poco hemos ido arrancando los clavos. Y sin embargo también reconozco que hermanos, padres, primos y amigos nos adoran, se les cae la baba con nosotros (contexto generalizado y primermundista), tratan de protegernos y sí, hacen lo que queremos porque son más sencillos y transingentes que nosotras. Quien viva en el norte sabrá a qué me refiero cuando hablo de matriarcado y que en las casas quien manda es mamá.

Sin entrar en la batalla de sexos, que no me apetece, me gustaría comentaros queridas feminazis que depilarse las axilas más que una cuestión social, es una cuestión higiénica. Depiladas sudamos mucho menos y sobre todo, las bacterias no se quedan en los pelitos y provocan ese asqueroso olor.

Procuro depilarme semanalmente. Y digo procuro porque no siempre encuentro el momento. En invierno no hay problema porque solo una inglesa iría en pleno diciembre en vestidito y chanclas -doy fe- y confieso que jamás he sentido ningún tipo de presión social, ni de hombres ni de mujeres, para que me quite los cuatro pelos que me asoman del bikini y que todos tenemos, que son inherentes a la condición humana y además, apenas perceptibles.
Para mí no es ninguna tortura china, la silkepil debajo del agua es probablemente uno de los mejores inventos de lo que llevamos de siglo XXI. La gente que considera esto un dolor insoportable ¿qué espera encontrarse en la vida? La mitad de mi generación ha nacido entre algodones y ha crecido con una sobre protección extrema.

No me seáis llorones, que la realidad duele mucho más.

tumblr_nfx9c3BRHv1s1modfo1_500

Como os decía, lo mismo que algunas semanas no tengo tiempo para depilarme, tampoco lo tengo para exfoliaciones y mascarillas faciales.

Eso eran buenos tiempos.

Así que enhorabuena ‘sobaqueras’ por tener tantas horas muertas en las que aprovecháis para ir a comprar el tinte (esos colores no se encuentran en los supermercados) y teñiros los pelillos. Pero lo que más me anonada es la cantidad, largura y espesor de ese matojo que os crece en las axilas. Creo que no lo tuve así ni la primera vez en 14 años que me depilé.

Olé, olé y olé.

No me parece mal. Cada año soy más tolerante, quizá porque cada año veo más cosas surrealistas y me hacen más indiferentes. Nunca había pensado que algún día estaría orgullosa de ser normal. Allá cada una, pero bonito no es. Tampoco considero que sea una reivindicación de nada ni mucho menos femenina. Soy una mujer muy orgullosa de serlo y a mí estas tonterías no me representan. Al contrario, van en detrimento de esta lucha histórica.

Me encantaría que que estos genios invirtieran su tiempo libre -que se nota que tienen- en pro de la mujer, pero de verdad. Avanzar en la investigación contra el cáncer de mama y de útero, proponer medidas para alcanzar una tasa cero en el maltrato de género (que recuerdo afecta sobre todo a mujeres pero también a hombres), conseguir que todas las niñas accedan a la escuela básica sin ser escupidas, pedreadas o asesinadas, que en la India las novias no vayan acompañadas de una dote, que en Tailandia no haya crías de 9 años prostituyéndose o penar a quien practique una ablación.

Lo sé, suena a demagogia pero es que lo realista y sencillo nos suena a demagogia. No se pueden dar más vueltas.

¡Ah! Y quiero que me cobren la entrada en la discoteca como a los tíos porque eso sí es machismo y no que me tenga que sentir culpable por creer que estoy más cómoda sin pelos en las axilas.

tumblr_nfx7y6WXkS1spnyg9o1_500

3 thoughts on “Tinte de neón

Deja un comentario

*