Menos lobos, caperucita

tumblr_ngft1yAgWK1shfmkco1_1280

Hace frío.  Ya tienes dos o tres cenas comprometidas. Te has puesto con la dieta del caldo de apio, para contrarrestar (y unos churros con chocolate para entrar en calor). Tu madre te está volviendo loca con sus cambios de planes diarios. Ya te ha llamado tu primito pequeño para que no se te olvide poner en la carta a los Reyes el regalo que se ha pedido en tu casa. Hay luces parpadeantes por todos los escaparates y calles. Temes que te dé un ataque epiléptico en medio de la Gran Vía. Fuiste al Black Friday y al salir de El Corte inglés pensabas que eras la estrella de una premier con toda esa gente parada debajo de ti. Solo que la premier era de Cortilandia. Has ido a tomarte un café y te han ofrecido un trocito de roscón. Lo primero que harás al volver a casa de tus padres será poner el árbol y las luces, porque manda la tradición. 

Efectivamente, ha llegado la Navidad.

Otro año más. 

Y vosotros, haters de estas fechas, como cada año -otra tradición- vuelven vuestras caras de malhumor, el «sois unos capitalistas» o «la Navidad la han inventado los grandes almacenes». A ver, decidme alguna fiesta popular que tenga tantas actividades para todos los gustos y todas las edades.

Como diría Coca Cola: para el religioso, para el borracho, para el comilón, para los niños, para los abuelos, para los vanidosos, para los materialistas, para los solidarios, para los fotógrafos,  para los presumidos, para los amigos, para los cocinitas. (Sí, tú también lo has leído con acento argentino).

A mí, personalmente, siempre me han gustado las Navidades porque soy muy de familia y muy de amigos. Muy fans. Muy de tener motivos para ser feliz. Muy de hacer cosas que me ilusionen.

Muy de hacer cosas que ilusionen.

No, no puedo creer que no os apetezca ni un poquito (aunque ya estoy aceptando que haya gente que deje pasar de largo las oportunidades para ser un poquito feliz).

Voy a daros ideas.

tumblr_ngfuhtB40A1s5lmrio1_500

A mí me encanta ir de compras, incluso por encima de comprar. Mirar ropa y accesorios y cosas que no me hacen falta y aunque no tenga un real. Y por eso es bonito hacer el esfuerzo de ir a comprar regalos para la gente que quieres, como en los cumpleaños. Y envolver los regalos intentando innovar. Cocinar es divertido, entretenido, creativo y qué placer que alguien piense que lo que has hecho es delicioso. La lotería es otro clásico. Sí, me he hecho dos veces la cola de la Manolita. Sí, la primera fui a pagar y no tenía la cartera. No, no soy muy fanática del juego. Me gusta porque a mis padres les hace ilusión. Y las tarjetas de Navidad que se envían con la participación. Es una tradición y una muestra de cariño. Las cartas con remitente, a mano y con sello son lo más hispter que hay.

La ilusión de los más pequeños de la casa. Me encantaba disfrazarme en nochebuena y pasarme la tarde haciendo dibujos para mis primos y tíos. Cantando villancicos. Los nervios. El concepto que tenía sobre lo especial de esa noche. Ir a ver el belén de la Catedral con mi padre. ‘Solo en casa’ los sábados después de comer, una y otra vez. Los nervios de las uvas, cuando mi padre descorchaba el champán y comer roscón hasta reventar a ver si me tocaba la figurita.

Ahora también me emociona, pero el punto álgido de la Nochevieja fueron los 18-20. Pensar en el vestido, el peinado, el maquillaje. Me gusta poder ir un día al año tan elegante sin que nadie me mire raro.

24550dc11c1ac33a9b8252953fac39bf

Las copas de más, los que se emocionan recordando a los que faltan, las fotos por Whatsapp a los que trabajan. El primer mensaje de «feliz año nuevo» y las cañas en Peñaherbosa.

¿A quién no le encanta irse a comer con los amigos y tomar y tomar cañas hasta la hora de cenar? ¿Y la amiga que dice «yo ese gorro de Papá Noel no me lo pongo ni de coña» y acaba bailando danzas griegas con él en el cogote?

Patinar sobre hielo, comer castañas asadas, ver a la gente exiliada que vuelve como El Almendro. 

tumblr_ngftsflZRn1shfmkco1_500

Nunca he visto a nadie renunciar a sus vacaciones porque no compartan, crean o se quieran sentir identificados con el espíritu de la Navidad. 

Así que menos lobos, caperucita. 

Feliz Navidad. Y por si aún no estáis convencidos, aquí una infalible lista de Spotify

Deja un comentario

*