Hummus clásico

El hummus es lo más hipster de lo hipster de toda Malasaña entera. Es el caviar de los modernos, de los viajados, de los foodies. Vosotros, comedores de hamburguesas, azúcar industrial y mierdas varias, ¿no os dais cuenta de que el fit os está poco a poco ganando el terreno? Porque sí, el hummus —hecho a base de garbanzos— es una de las comidas más recomendadas para después de entrenar. Tiene el equilibrio perfecto de carbohidratos saludables y proteínas naturales, es un producto estrella de la dieta mediterránea, combate los ataques de hambre, y mantiene los niveles de azúcar en sangre gracias a su bajo valor glucémico. Y el aporte graso es ridículo, que ya sé lo que estáis pensando, listillos.

Yo hago el clásico y su elaboración es nivel máster chef de una guardería.

Ingredientes: 
Un bote de garbanzos cocidos
1 Limón
3 cucharadas soperas de aceite de oliva
Tahini
Comino
Pimentón dulce
1 diente de ajo
Sal

1. Poner todos los ingredientes en el baso de la batidora
2. Darle a la máxima potencia
3. Ya está (corregir de limón y comino, según gustos)
4. Se suele acompañar con pan de pita o con crudités. Yo elijo la segunda opción. Para mí, lo más delicioso son las zanahorias, sabe realmente a lo que es: hummus.

20160314_221836 20160314_221945

 

Deja un comentario

*